Publicado en Uncategorized

A cada Cerdo le llega su Sanmartín

Hace un par de años, los sufridos estudiantes que nos presentamos a las oposiciones de Técnico de Informática en la Comunidad Autónoma de Murcia fuimos víctimas de una filtración de exámenes (bendita caché de Google🙂 que dio lugar a que dos hermanos (hermana y hermano) fuesen los únicos aprobados, con grandes notas, de un examen en el que se ofertaban dos plazas, obteniendo todos los demás opositores unas notas vergonzantes que no reproduciré aquí para evitar el público escarnio, inmerecido por otra parte.

Supuestamente (hay que cogérsela con papel de fumar), uno de los miembros del tribunal se beneficiaba a la chica que tanto sabe, y que además proporcionaba sus conocimientos a su hermano mediante una máquina de transferencia interneuronal que funcionaba a base de gas de mechero. Lo más gracioso es que cuando fuimos a revisar el examen, se presentó el hermanísimo, muy ufano, a convencernos a todos de que se había pegado la gran paliza a estudiar, que se había dejado un curro fijo para prepararse la oposición, y blablabla… con eso terminó de mosquearnos por completo.

Antes del segundo examen, y animados por uno de los afectados, presentamos una demanda de impugnación de la oposición por la relación existente entre el miembro del tribunal y la “empollona”. En la demanda se incluían pruebas documentales que, aunque no he llegado a ver, parece que demostraban claramente la “amistad” entre juez y parte. Personalmente, no esperaba que esto fuese a ningun sitio. Pero no fue así.

La Consejera competente, en un primer momento, suspendió el proceso, para analizar el caso con calma. Meses después, se nos comunicó que se trasladaba a los juzgados de lo penal el expediente, para que dijeran ellos si había delito. No había visto semejante “paso de marrón” (browning, en lenguaje técnico) en mucho tiempo. Entretanto, la oposición estaba parada, pero no anulada.

Hace poco supimos que los jueces archivaron la cuestión diciendo que nadie tenía que ir a la cárcel (y a mí me parece bien, pero eso no quita para que se hayan podido soplar el examen entre meneo y meneo). Y la Consejera, demostrando de nuevo su calidad como brown-manager, hizo un tunneling del marrón de nuevo hacia la masa opositora, que vimos como nos caía encima, chorreante y viscoso: si los jueces han dicho que nadie va a la cárcel, la oposición es legal. P’alante con ella.

Y así, hace un par de días se hizo el segundo examen de la oposición. Allá fueron Pin y Pon con su lápiz del nº 2 a hacer el examen, pero esta vez SIN SABER LAS PREGUNTAS. Bwahahahaha… La consecuencia la hemos visto esta mañana: sendos SUSPENSOS con un 3 y un 2, ella y él respectivamente. Ahí, sin piedad, que les duela.

Parece que está claro que sólamente ha habido un topo, y que esta vez le han mantenido a raya, para que no pueda ni oler el examen. Y ahí se han quedado Bonnie y Clyde, con cara de circunstancias. Ahora solo espero que no les dé por poner una reclamación y de repente descubran que les habían corregido sólamente medio examen.

Las consecuencias de lo ocurrido son, principalmente, positivas:

1. Las plazas que se ofertaron quedarán desiertas, y volverán a ofertarse en una futura oposición.
2. Gracias a eso, dos interinos seguirán ocupando sus plazas con un poco de tranquilidad.
3. En la próxima oposición, llevarán MUCHO CUIDADO de que nada de esto pase. O eso, o tendrán que hacerlo tan bien que no nos lleguemos a enterar. Y estaremos casi todos en igualdad de condiciones.

La consecuencia negativa principal es que, al tener el primer examen aprobado, Barbie y Ken serán los primeros en la bolsa de trabajo que esta oposición generará, con lo que no tardarán en obtener una plaza en interinidad (si es que no la tienen ya) y tendrán puntos en el próximo concurso. Pero es un efecto colateral, y llegados a estas alturas de la contienda, nos conformamos con conservar la dignidad.

Lo más importante es que se ha hecho un poco de justicia, y que por una vez, la gente no se ha quedado callada. Hemos hecho ruido. Nos hemos organizado para protestar, algo que cada día es menos habitual. Y con un poco de suerte, conseguiremos que los enteraos de turno se lo piensen antes de usar la cabeza pequeña para tomar unas decisiones que afectan a la vida de tantas personas.

Ojalá lleguen a leer esto Pili y Mili. Por ahora, estoy deseando encontrármelos para decirles una cosa:

Disclaimer: no tengo nada personal contra ninguno de los protagonistas. Me molestaría igual viniendo de cualquiera. Pero si les pica… que se rasquen.

Tags Technorati: , , ,

3 comentarios sobre “A cada Cerdo le llega su Sanmartín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s