Publicado en El País, forges, listillos, periódico, tazas

La Mafia quiosquera ataca de nuevo

NO SE MOLESTEN. Si todavía no han salido de sus casas a por el periódico con las tazas de Forges, sigan el consejo de uno que sí lo ha hecho: repongan bebidas en el frigorífico, enciendan la tele, háganse un café y tostadas, o jueguen a su videoconsola. Hagan algo que, al menos, les reporte una satisfacción.
De lo contrario, recibirán las ya clásicas respuestas: “Pues hoy no me ha venido”, “Me las han ido reservando esta semana”, “Tengo el periódico, pero no venía nada con él…”. Créanme, lo he intentado. Por última vez.

La Cosa Nostra ha actuado de nuevo. Los acumuladores de tesoros de todo a cien regalados con la prensa tienen acojonados a los vendedores en los quioscos, y la mirada del quiosquero mientras te suelta la trola, encañonado con una 9mm por la espalda por un sicario escondido en esa zona oscura del quiosco que, aparte del propio quiosquero, nunca ha visto nadie (nadie que haya vivido para contarlo), es terrorífica.

Lástima, para un día que hubiese comprado El País

4 comentarios sobre “La Mafia quiosquera ataca de nuevo

  1. Pues yo iba a comprarlas, peo se me olvidó con los líos de la casa.También habían otro montón de regalos con otras publicaciones que podías haber aprovechado: la camiseta del Murcia, la guía de nosequé, el parasol de nosecual… Si es que te quejas de vicio!

  2. Te invito desde mi humilde quiosco de barcelona a que estes conmigo una semana entera para que veas insitu los entresijos del quiosco, para que veas que es verdad que muchas veces nos falta genero, que cuando anuncian una promocion ya sea gratis o de pago te multiplican por tres la entrega de periodico pero no de promocion, que te estas desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde en mi caso de cara al publico y que eres tu quien tiene que dar explicaciones de porque no tienes promocion, ¿acaso crees tu que a mi no me gustaria vender tres veces mas prensa ese dia?.Tambien quiero que sepas que en Barcelona las promociones que pueda llevar el Periódico o la Vanguardia llamas directamente al editor y le pides la cantidad que quieres que te traigan para ese dia en concreto, pero en lo demás y sobre todo en el Mundo hacen lo que le sale de los güeps(huevos)y te traen lo que les da la gana y cuando les da la gana, aparte del hijo de p… de la gasolinera tambien cabe la posibilidad de que el repartidor de la furgoneta se los quede, puede ser tambien que cuando la promocion va encartada dentro del diario pasan de meterla, puede ser que te lo roben como yo pille a uno una mañana en el quiosco o puede ser todo una puta mierda y ser el editor el que no lo manda ¿lo has pensado?.Reitero que si quieres ver las putadas que nos hacen los que tienen la sarten por el mango y que nos tienen cogidos por los güeps vete a cualquier punto de venta en españa y quedate con ellos unos dias.salu2.desde barcelona.

  3. Hola, cabanabona. Me ha gustado leer tu post, a pesar de que critique mi entrada. Creo que pone las cosas en el punto donde yo quería que estuviesen.Si he achacado la culpa de estas tropelías y falsos cebos publicitarios a los quiosqueros es porque desde mi posición de pobre mortal consumidor (y en el caso de la prensa de pago, cada vez más ocasional), no podría dedicarme a arremeter con una teoria conspiranoica contra toda la industria editorial española o mundial, si me apuras.Por supuesto que soy consciente de que, de todos los quioscos, gasolineras, etc. que visito, hay un porcentaje que me está diciendo la verdad. Pero como no soy un cliente asiduo, entiendo que el quiosquero, como todo profesional, prefiere dar buen servicio a su fiel cliente que le compra el Sport diariamente antes que a uno que solo va “el día del regalo”. Y si para eso tiene que soltar una bola… pues se suelta. ¿Quién no lo haría?El problema es que, a mi modo de ver, ese proceder dinamita el sentido original del regalo con el periódico, que probablemente sea la captación y fidelización de nuevos lectores. Supongo que el que compra El País a diario lo hace con tazas o sin ellas (que hay gente pa tó). Distinto es que yo vaya a comprar La Vanguardia y hoy, al ver las tazas de Forges, simpáticas como ellas solas, diga “mira por donde, hoy vamos a leer El País”. ¡Y lo mismo hasta me gusta!No sé si captas por dónde voy. Supongo que una promoción de estas es limitada hasta cierto punto, porque sale muy cara. Pero tras una semana poniendo anuncios en todos los canales nacionales y en prime-time, se me hace duro creer que un quiosquero con más de 30 ejemplares de EP en los estantes, me diga que “ya no le quedan”. Cuanto menos la desfachatez del que me mira como si no supiera de lo que hablo. Me dan ganas de decirle: “¿tú no ves la tele, chavalote?”, como mínimo.No discuto que seréis muchos los quiosqueros profesionales, que tienen que bregar con la hegemonía de las grandes editoriales, distribuidoras, los mangantes de pie de calle, y cuantos intermediarios haya en el cotarro. Ocurre en todos los mercados donde hay oligopolios de facto. Ahora espero que tú reconozcas que en los quioscos también hay mucho caradura y mucho amiguismo, como en todas las profesiones. Quizá es que en Murcia abundan más, o es que yo tengo muy mala suerte en mi zona. Porque en la misma línea te digo que gracias a un familiar que conoce a los responsables de un quiosco, creo que al final voy a tener mis tazas y todo. Ya os contaré, pero es un ejemplo más de cómo funciona esto.Me tomo tu comentario como una denuncia de estas situaciones que soportáis en tu Gremio y me alegro de que nos hayas detallado un poco más lo difícil que lo vamos a tener para pillar un regalito del periódico. Ya digo que yo no lo volveré a intentar, y que mi intención no era culpar a los quiosqueros como responsables únicos de la crisis del obsequio publicitario. En todo caso, queda tu comentario registrado como descargo, y en lo que a mí me toca, ha sido muy ilustrativo. De todos modos, cuando hago este tipo de “denuncia social” Espero que la gente mire dónde apunto, y no mire al dedo. Supongo que tu opinión ha dado la perspectiva que yo no tengo.Recojo el testigo de tu invitación y de verdad que me gustaría ver esos entresijos de los que hablas (sobre todo la esquina oscura). Si quieres, vente a Murcia un día que haya una de estas promociones y nos paseamos el domingo por la mañana por unos cuantos quioscos… verás a lo que me refiero.Saludos y graciasMiguel Angel

  4. estoy al cien por cien de acuerdo con cabanabona,yo tambien trabajo en un kiosco de sol a sol y es horrible tener que dar explicacionnes a los clientes de por que no hay tazas,lo que no entiendo es por que el señor polanco director y dueño del dicho periodico no emplea mas dinero en sacar mas ejemplares de los coleccionables que sus secuaces de marketing se sacan de la manga para ganar dinero a costa de los pedidos posteriores y la entraga de estos que a veces ni llegan solo para jorobar a los que estamos en medio y damos la cara….un saludo a todos los kiosqueros.Massana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s